Banner Rastreator

A principios del pasado mes tuvo lugar la salida a bolsa de Nubank, la entidad financiera de origen brasileño respaldado por el grupo de Warren Buffett. Con el nombre de Nu Holdings, las acciones de la entidad debutaron a un 25% por encima del precio fijado para su estreno. Su precio de 11,25 dólares por acción superó las expectativas iniciales que situaban el precio en unos 9 dólares. El resultado arrojó una valoración de 52.000 millones de dólares (unos 46.000 millones de euros), superior al de cualquier otra entidad financiera de América Latina.

Nubank: el neobanco

Fundado en 2013 por dos ingenieros y un informático, Nubank está establecido en Brasil, Colombia y México (contando además con una oficina técnica en Alemania) y está considerado como el banco digital más grande del mundo fuera de Asia y es la empresa tecnofinanciera más grande de América Latina. Su nacimiento es el paradigma de la creación de las empresas del sector de las fintech: simplificar los procesos bancarios aunando tecnología (tanto a nivel de programación de herramientas, como a nivel de IA para el procesamiento de los datos) con la mejora del trato personalizado para acercar el mundo de las finanzas al público.

En 2014, este banco lanzó una tarjeta de crédito anual. Era su primer producto. El registro era a través de una app móvil. La solicitud se hace con la imagen de un documento y un selfie del futuro cliente y se aprueba tras el debido análisis crediticio.

Al año siguiente llegó la cuenta corriente, con transferencias electrónicas gratis, y el programa de fidelización, la cuenta corporativa, los productos de seguros y el debut en países como México y Colombia.

Con una agresiva estrategia de crecimiento, la base de clientes de Nubank asciende a casi 50 millones de personas, lo que le convierte en el banco totalmente digital más grande del mundo.
Con productos como tarjetas de crédito, cuentas digitales y préstamos financieros, la entidad se ha convertido en uno de los principales emisores de tarjetas de crédito, ocupando una posición entre los primeros cinco bancos brasileños.

Cerca del 70% de los clientes de Nubank tiene menos de 36 años.

Crecimiento vs beneficios

Lo más curioso del caso es que, a pesar de sus números, esta entidad no ha dado todavía beneficios, así, este año ha cerrado con 99,1 millones de dólares de pérdidas, de acuerdo a los documentos entregados al regulador para su salida a bolsa. En 2020, 2019 y 2018 también tuvo pérdidas, de 171,5 millones, 92,5 millones y 28,6 millones, respectivamente.

Y es que atender las necesidades de sus clientes es, precisamente, lo que impide que Nubank genere ganancias en la actualidad. Su modelo de negocio se enfoca en ganar participación en el mercado, invirtiendo para incrementar la base que compra sus productos.

Es decir, la idea es priorizar el crecimiento sobre las ganancias, lo cual es común entre las nuevas empresas de tecnología. Buscan «quemar la caja» para consolidarse en el mercado y hacer que la marca sea recordada por los clientes. Esta estrategia es parecida a la utilizada por Amazon, empresa que tardó seis años en generar ganancias y se mantuvo por otros 14 con ingresos modestos.

En este sentido, David Vélez, uno de los fundadores de la empresa, señaló que la empresa registra ganancias en Brasil, donde la operación «es rentable» y se está reinvirtiendo el dinero en nuevos productos y en los mercados de Colombia y México, a los que también dirigirá el capital levantado con la cotización en EE.UU.

En el caso de Nubank, el agresivo crecimiento de los últimos años ha sido apoyado en gran medida por fondos de inversión. En unas diez rondas de inversión, la empresa ha recaudado 1.700 millones de dólares, que se utilizaron para financiar su expansión. Una de las mayores contribuciones, de unos 500 millones, provino de Berkshire Hathaway, el fondo del inversionista Warren Buffett.

En menos de una década, el banco ha conquistado espacio en un mercado muy concentrado; de hecho sólo 5 entidades acaparaban el 75% de la operaciones crediticias hasta el 2018. Este oligopolio ha ido perdiendo poder en los últimos tres años gracias al crecimiento de la banca digital, sobre todo de la mano de Nubank.

(Visited 15 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.