Banner Rastreator

Préstamos personales para reformas

En este artículo os traemos los mejores préstamos personales para reformas. Las mejores opciones de financiación dependen del perfil del prestatario y no tiene por qué ser siempre el TIN más bajo. Da igual si se trata de reformar solo la cocina, el baño, de una reforma integral de la vivienda o incluso una reforma para incrementar la eficiencia energética de tu propiedad.

Entramos en un campo complejo ya que no hay un zapato que nos vaya bien a todos. Y seguramente muchos de nosotros no compramos la misma talla de zapatos para hacer deporte, para ir a la playa o para ir a clases de baile de salón. Con el comparador Rastreator puedes hacer un primer filtro y acceder a algunas de las ofertas del momento en materia de financiación personal:

Banner Rastreator

Existe un amplio abanico de préstamos personales para reformas de hogar cambiantes en función del importe y plazo de amortización. También podríamos recurrir a entidades financieras con productos sin concepto específico pero que nos confiaran igualmente el importe que necesitamos. Por último, dependiendo de si el proyecto es más bien integral, podríamos estudiar hipotecas, ampliaciones de hipotecas, rehipotecar nuestra vivienda o subrogar la hipoteca en vigor.

¿Qué es un préstamo personal para reforma de vivienda?

Este es un tipo de financiación con un concepto muy concreto: financiar obras para la mejora de tu vivienda. Como hemos mencionado ya, entramos en un parque de ofertas muy complejo, con varias opciones, diferentes rangos de tipos de interés, plazos, costes, etc.

La complejidad es tan alta que, en ocasiones, aun teniendo la aceptación del banco y el crédito concedido, se nos asignará un perito inmobiliario para determinar la porción del importe al que podemos recurrir en función del estado de la obra. Es decir, si tengo financiación de 50.000€ para una reforma integral, lo más probable es que no disponga del total otorgado. Por lo contrario, es bastante común que expertos visiten la obra para indicar qué parte del crédito se puede disponer en función del avance del proyecto en cuestión.

Además, como siempre buscamos minimizar el coste de la financiación de la remodelación, también podemos beneficiarnos de algunas deducciones fiscales que el Gobierno estipula desde 2021. Tendremos derecho a tal ventaja fiscal siempre y cuando la reforma suponga un incremento de la eficiencia energética del hogar.

¿Qué hay que tener en cuenta?

Si solamente buscamos créditos expresamente para reformas de hogar, estaremos discriminando una vasta gama de opciones de financiación que también nos podrían servir. Por ejemplo, el banco Wizink ofrece un préstamo personal para reformas al 6,75% de interés; pero también ofrece un préstamo eco al 4,50% TIN si la reforma implica instalar placas solares. Si bien es cierto, las cantidades mínimas y máximas y los plazos de devolución mínimos y máximos varían de un producto a otro.

Las entidades que ofrecen financiación personal para el consumo o sin ninguna denominación en concreto no son pocas. Por ejemplo, ING Direct ofrece el Préstamo Naranja con un TIN que va desde el 3,99% hasta el 10,49%. Un TIN de entre el 4% y el 5% superaría cualquier otro préstamo específico para reformas, ceteris paribus.

Comparadores de préstamos personales para reformas

Hemos encontrado nuestra cocina ideal, o hemos decidido ya que vamos a reformar ese baño viejo e incómodo. ¿Por dónde empezamos? El mejor lugar para nutrirnos de información sobre créditos para reformas es buscando en un comparador como podría ser Rastreator.

En estos buscadores podemos tener ya una primera impresión de los importes máximos que se suelen conceder, los tipos de interés que ofrecen, plazos y otras características generales. Como vemos, los resultados expuestos nos indican que el mejor préstamo para reformas es el de Younited. Descartamos la primera oferta de Wizink al ser un préstamo únicamente para la instalación de placas solares.

Resultados préstamos para reformas rastreator

Así, la financiación máxima ofrecida en la mayoría de los casos es de 50.000€. Esta cantidad es más que suficiente para reformas de hogar, pues cambiar la cocina o el baño puede suponernos entre 5.000€ y 10.000€. Por otro lado, según varios estudios, una reforma integral más grande, de media, no suele superar los 30.000€.

Entonces, según Rastreator, el mejor crédito para financiar una reforma de hogar es el préstamo al consumo de Younited Credit.

  • TIN entre 5,07% y 14,93%.
  • TAE entre 5,50% y 15,99%.
  • El importe que se concede oscila entre 1.000€ y 50.000€.
  • El plazo máximo de amortización es de 84 meses.

Sin embargo, este es el típico préstamo personal que ofrece Younited en su web. Además de esta oferta, Younited suele pedirnos datos de contacto para luego buscar otras ofertas de financiación, que también nos puedan interesar, a través de terceros.

Mejores préstamos personales para reformas (agosto 2022)

Entonces, si incluso haciendo una búsqueda en un comparador seguimos sin encontrar el mejor crédito, ¿Cuál es el siguiente paso? Hay que leer y analizar todos los matices y comparar las diferentes características de cada préstamo. No obstante, nuestro equipo de Futur Finances está siempre dispuesto a hacer esta tarea un poco menos tediosa.

En esta sección listamos los 3 mejores préstamos personales para financiar una reforma del hogar en función del TIN:

  1. Préstamo reforma una vivienda de Bankinter.
  2. Préstamo Naranja de ING Direct.
  3. Préstamo para la reforma de tu vivienda de BBVA.

Vayamos a analizarlos uno por uno.

Préstamo reforma una vivienda de Bankinter

El préstamo para reformar una vivienda de Bankinter se sube a lo más alto del pódium. Es sensiblemente mejor que los demás, pero el TIN varía en función de la durada del plazo de amortización que elijamos.

  • TIN entre 4,45% y 13,70%.
  • TAE entre 4,54% y 14,59%.
  • Los tipos de interés cambian dependiendo del plazo. A cuanto más largo el plazo de amortización, menor será el TIN.
  • 0% comisión de apertura de solicitarlo 100% online. De lo contrario, la comisión es del 2%.
  • El crédito concedido es de mínimo 4.000€ hasta 30.000€.
  • El plazo mínimo para la devolución es de 24 meses y el máximo de 120 meses.
  • Si el crédito es menor de 8.000€, el plazo máximo es solo de 60 meses.
  • No hace falta domiciliar la nómina o ingresos.

A modo de ejemplo, imaginemos que pedimos 12.000€ al máximo de tiempo (120 meses) y 100% online (0.00% comisión de apertura). TIN 4,45% y TAE 4,54%. Pagaremos una cuota de 124,08€ y unos intereses totales de 2.889,13€.

Préstamo Naranja de ING Direct

Este no es un crédito que se oferte específicamente para reformas de hogar, sino que es un simple préstamo al consumo, pero que nos valdría igual para el fin en cuestión.

  • TIN desde 3,99% hasta 10,49%
  • TAE desde 4,06% hasta 11,01%
  • El tipo de interés dependerá del perfil del cliente: nivel de riesgo, capacidad de endeudamiento, sector en el que trabaje…
  • No hay necesidad de ser cliente.
  • 0% comisión de apertura
  • 0% comisión por amortización parcial o total.
  • Importe desde 6.000€ hasta 60.000€
  • Plazos de amortización entre 12 meses y 84 meses.

Así, para un préstamo de 10.000€ y suponiendo que cumplimos todas y cada una de las condiciones para obtener el TIN más bajo, pagaríamos una cuota de 184,12€ y un total de intereses de 1.047,20€.

Préstamo para la reforma de tu vivienda de BBVA

Otra oferta de préstamo personal para la reforma de tu vivienda que no requiere ser cliente de BBVA, a priori. Si bien es cierto que BBVA ofrece uno de los tipos de interés más bajos para este tipo de crédito, tener tu nómina domiciliada a esta entidad te aportará algunas bonificaciones. Por otro lado, este préstamo nos será útil para pequeñas y medianas reformas, pues el importe máximo que nos conceden es de 20.000€.

  • Con nómina: TIN 4,95% y TAE 5,23%.
  • Sin nómina: TIN 5,95% y TAE 6,28%.
  • Importes desde 3.000€ hasta 20.000€.
  • Máximo número de cuotas mensuales 96.
  • 0% comisión de apertura hasta el 25 de agosto 2022
  • Comisión por cancelación anticipada del 0,50% si el periodo pendiente es inferior a 12 cuotas y del 1% si fuera mayor.

Así, para un préstamo de 10.000€ a devolver en 96 cuotas y suponiendo que tenemos la nómina domiciliada en el BBVA, nos queda una cuota mensual de 126,36€ y unos intereses totales de 2.202,76€.

¿Hay opciones de financiación más baratas?

Sí hay opciones, a priori, más baratas como hipotecar tu casa para hacer la reforma. Si ya estamos en una hipoteca, podríamos ampliarla o rehipotecarnos e incluso subrogarla. Pero no es oro todo lo que reluce. Analicemos ventajas y desventajas de algunas de estas operaciones.

Hipotecarse

Normalmente las hipotecas tienen un TIN más barato que los que hemos comentado hasta ahora. Hoy por hoy, podríamos encontrar TIN fijos al 3% que ya es significativamente más bajo que los vistos hasta ahora. Sin embargo, las hipotecas que se dan suelen ser con una duración mínima de 10 años. Además de poder y querer amortizar de forma anticipada, normalmente tendremos que pagar una comisión por ellos.

En conclusión, pagaremos un TIN más bajo, y seguramente cuotas mensuales más bajas, pero durante más tiempo. Por lo tanto, lo más seguro es que los intereses totales que acabaremos pagando serán mayores que los de los productos analizados en este artículo anteriormente.

Ampliación de la hipoteca

Si, por lo contrario, ya estamos dentro de una hipoteca y tenemos pulmón financiero para ampliarla, la ampliación de ésta si es una opción a tener en cuenta. Los gastos asociados a esta operación serán una comisión por la novación de la hipoteca (de haberla) y seguramente el banco nos subiría el TIN.

La viabilidad de esta opción depende del punto de partida. Pongamos por ejemplo una persona con una hipoteca fija firmada entre los años 2015 y 2021 cuando los tipos fijos eran alrededor del 2% (o menos aplicando algunas bonificaciones). Este señor o señora seguramente tendrá que firmar un TIN algo más alto, pero el incremento aun no superaría el de los préstamos al consumo.

Es cierto que a la larga, los intereses totales de la hipoteca a pagar serán mayores, pero tal vez nos convenga asumir esa diferencia a cambio de una cuota hipotecaria “solamente” un poquito más alta.

Rehipotecarse

Es decir, borrón y cuenta nueva. Esta operación supone:

  1. Cancelar la hipoteca existente – y afrontar gastos por cancelación
  2. Pagar la notaría de la escritura de cancelación.
  3. Constituir una nueva hipoteca por el valor de la casa más la cantidad necesaria para la reforma – gastos de tasación y constitución de la nueva hipoteca.

Como veis, los gastos a afrontar no son pocos y cuestionan la idoneidad de esta operación. Sin embargo, este humilde redactor no descartaría esta opción automáticamente sin analizar antes el perfil financiero del prestatario y su punto de partida.

Subrogación de la hipoteca

De nuevo, suponiendo que el prestamista ya tiene una hipoteca en vigor, podría negociar una subrogación hipotecaria con un banco diferente y por un importe algo mayor (novación) que nos baste para la reforma. En esta operación podríamos encontrar de todo, pero es probable que acabemos encontrando petróleo. Incluso hay bancos que se ofrecen a cubrir la tasación ellos mismos.

Cabe recordar que los bancos ofrecen como máximo financiar el 80% del valor más bajo entre el valor de compra o el valor de tasación. Por lo tanto, consideraremos esta opción en el caso que la hipoteca del prestatario ya está, como mínimo, en el ecuador de la vida del préstamo.

Pero bueno, si apostamos por esta opción, las acciones a seguir incluyen:

  • Negociar con un banco distinto el importe del préstamo hipotecario que necesitamos para financiar lo que queda de casa más la reforma.
  • Si tenemos luz verde en el paso previo, es probable que el banco actual nos haga una contraoferta.
  • De querer seguir con la subrogación, deberemos abonar una comisión por subrogación, comisión de apertura de la nueva hipoteca y, de nuevo, gastos de tasación.

El asesoramiento sobre préstamos personales para reformas

El lector que haya llegado hasta aquí seguramente tiene ahora un cajón de sastre en la cabeza. Hemos visto buscadores y comparadores, hemos visto préstamos personales para reformas específicos, préstamos generales al consumo e incluso distintas fórmulas hipotecarias.

Lo que sí debe tener claro el lector es que, ante tantas opciones de financiación para este fin, es imperativo dedicarle tiempo a leer, entender y comparar esta variedad de opciones. Además, uno necesita hacerse o que le hagan una biografía financiera para ser capaz de ver si puede asumir las cuotas, costes y los riesgos de cada opción.

Por poner un ejemplo, hemos visto que los intereses que pagaríamos por el préstamo personal de ING o por la hipoteca fija que ofrece también ING.

El préstamo personal de 50.000€ (el mínimo por el que podemos hipotecarnos) que hemos visto consiste en:

  • TIN mínimo del 3.99%
  • Plazo máximo de 84 meses (7 años)
  • Intereses pagados al final del préstamo: 7.389,66€
  • La web no especifica si se precisa seguro de vida aunque es bastante común que se pida uno.

Si en cambio vemos la hipoteca mixta (la mejor de las tres hipotecas) del mismo banco:

  • TIN del 2.65% primeros 10 años, luego Euribor + 0,79% (suponemos que el Euribor se mantiene al 1% de media durante la vida del préstamo).
  • Bonificación por nómina y seguros de vida y hogar lo que supone un desembolso adicional.
  • Plazo establecido de 11 años (el mínimo)
  • Intereses pagados al final del préstamo: 7.671,60€
  • Suma de las cuotas del seguro de vida: 3.707,88€
  • Suma de las cuotas del seguro de hogar: 2.475€
  • Desembolso total excluyendo capital: 13.854,48€
(Visited 42 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.