Previsiones y escenarios económicos 2022

Bankinter publica sus previsiones y posibles escenarios económicos para 2022 y 2023 dependiendo del transcurso de la guerra en Ucrania. El Informe de Estrategia de Inversión del 2º trimestre de la entidad financiera viene cargado de correcciones y advertencias ante el futuro incierto que depara a la economía. Dicho informe hace hincapié a la inflación, menor crecimiento y subida anticipada de los tipos de interés.

La guerra de Ucrania está siendo un punto de inflexión para la economía en Europa. De todos es sabido que más del 40% del gas que consume Europa viene de Rusia y lo mismo sucede con el 27% del petróleo que los europeos importamos. Por otra parte, Europa está aplicando importantes sanciones a Rusia con el fin de ahogarla a nivel económico y conseguir el fin de la guerra. Sea como sea, esta situación es tan perjudicial para Rusia como para el resto de Europa y las consecuencias ya son notables.

Contacta con un broker hipotecario seleccionado. Sin compromiso!

Previsión de los indicadores macroeconómicos

Según las previsiones de Bankinter, esta guerra conllevará a reducir el crecimiento económico a la mitad de lo previsto. Lo mismo pasa con la inflación, que se espera pueda duplicar las estimaciones anteriores. Se estima que el PIB sea del +2,6% en 2022 y del +2,7% en 2023, por debajo del 4,3%  que se preveía. Y es que si a una pandemia mundial le añadimos una guerra con tanta importancia geopolítica como la que por desgracia estamos viviendo en Ucrania, resulta que las previsiones económicas se empiezan a derrumbar como un castillo de naipes.

En cuanto al IPC,  el último registro de febrero muestra una subida del +5,9 %, una cifra que no se conocía en Europa desde hace 40 años. El encarecimiento de las energías está siendo un 32% de media, factor que ha llevado a este desboque de los precios.

Informe Bankinter: posibles escenarios económicos

Por otra parte, las previsiones de Bankinter describen 3 escenarios económicos para la guerra de Ucrania, y dependiendo de cual sea el que suceda, se prevé un ciclo económico u otro, adjudicando además, un porcentaje probabilidades según cada escenario. Adelantamos que por desgracia no existe ninguno bueno, ya que las consecuencias de la guerra están ya sobre la mesa desde hace un mes.

  1. Desenlace Regular (40% probabilidad): este escenario consistiría en un fin de la guerra antes de mediados de mayo. Fecha en la que se celebra (día 9 de mayo) el gran desfile para conmemorar la victoria rusa en la IIGM. Los analistas intuyen que esta fecha es, desde el punto de vista psicológico, importante para el gobierno de Vladimir Putin. Aunque sería el mejor de los escenarios, el daño económico ya supone un fuerte impacto para la economía europea.
  2. Desenlace Malo (55% probabilidad): Sería el caso de un estancamiento del conflicto, con guerra de guerrillas y combates en ciudad de manera generalizada y persistente. En este caso, la economía europea podría estar en serios apuros, capeando el temporal intentando acomodar la situación financiera a la realidad bélica.
  3. Desenlace Muy Malo (5% de probabilidad): En este escenario, en que la guerra ya habría escalado a países OTAN, elaborar cualquier previsión, sea económica, geopolítica o de cualquier otra índole es poco menos que imposible por las devastadoras consecuencias de todo tipo que ello conllevaría.

Los tipos de interés suben antes de lo esperado

Ya lo advierten los expertos de Bankinter: «El Banco Central Europeo se enfrenta a la difícil tarea de combatir la inflación que se sitúa en niveles récord y al mismo tiempo proteger a una economía que pierde vigor con las consecuencias del conflicto en Ucrania.»

De momento, el Banco Central Europeo no quiere poner fechas a la subida de los tipos de interés. El BCE prefiere mantener la llave del cuándo y cuánto, permitiéndose así una actuación flexible ante la impredecibilidad de los resultados del conflicto.

El informe de Bankinter arroja su nueva previsión. “Nuestro escenario asume que la primera subida de tipos comenzará en el 3T de 2022, con una subida en el tipo de depósito hasta -0,25% desde -0,50% actual. Esperamos que para diciembre se sitúe en 0%. Con estos movimientos se podría fin a la etapa de tipos de interés negativos en la UEM que comenzó en junio de 2014”.

El informe de Bankinter sobre las previsiones y les escenarios económicos defiende que los tipos de interés en negativo se van a acabar antes de lo esperado. Además, dependiendo del transcurso del conflicto, las consecuencias de la guerra de Ucrania serán de menor o mayor calado. El BCE tiene la difícil papeleta de contener la inflación sin estancar la economía a través de los tipos de interés, que incidirá en la evolución al alza del Euribor. Sin embargo, quedamos, de momento, a la espera de ver como procede y concluye la guerra de Ucrania.

(Visited 12 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.