Hipotecas en Valdemoro

Veamos unos cuantos datos interesantes sobre el municipio madrileño antes de entrar en el tema de fondo: las hipotecas en Valdemoro.

Valdemoro es una ciudad y municipio de Madrid, situado al sur de la comunidad y a unos 25 kilómetros de la capital. A febrero de 2020 cuenta con una población de 77.270 personas, que comparados con los 75.983 que tenía en 2019 representa un crecimiento demográfico del 1,66%, crecimiento que lleva arrastrando desde hace ya unos años. Si tenemos en cuenta que en año 2000 vivían en Valdemoro 28.243 personas, podemos hacernos una idea del alto crecimiento demográfico de esta zona. Su situación cerca de la capital y unos precios mucho más asequibles que la misma ha favorecido el aumento de población tan espectacular que ha experimentado este municipio en los últimos veinte años.

La creencia popular cuenta que el nombre de Valdemoro proviene de la resistencia que opusieron en su momento a la invasión árabe, dando origen al dicho «En balde, moro, te cansas«, que derivó en Valdemoro. O al menos eso cuenta la leyenda.

Volviendo a la actualidad y hablando de vivienda e hipotecas, no podemos dejar de analizar los precios que hay en esta zona. Para ello, hemos tomado los datos del portal inmobiliario Idealista. Según dicho portal, el precio medio de la vivienda en este municipio es de 1.717 €/m², un + 5,2 % que el año pasado. Este es un claro ejemplo de zona en la que los efectos de la pandemia no ha afectado a la baja a los precios de la vivienda, más bien al contrario. También apreciamos que los precios en Valdemoro son más accesibles que la media de la comunidad, que es de 2.877 €/m².

Hipotecas en Valdemoro este 2021

Vamos a comentar ahora en qué condiciones se pueden conseguir hipotecas a día de hoy en Valdemoro si somos funcionarios. A partir de este «tope» a la baja de los intereses, dependiendo de nuestro perfil y necesidades podremos acceder a condiciones mejores o peores que el colectivo de empleados públicos de carrera.

Tanto a tipo variable como a tipo fijo, conviene estudiar la idoneidad de cada modalidad según nuestros perfil y nuestros intereses. La ventaja de la hipoteca a tipo fijo es que la cuota mensual será la misma durante toda la hipoteca, mientras que en una hipoteca a tipo variable ahora pagaremos menos cada mes, pero nuestra cuota podrá experimentar subidas o bajadas dependiendo de cómo se comporte el índice de referencia empleado, normalmente el Euríbor. Ya que no sabemos cómo se comportará el Euríbor en el futuro, es imposible saber cuál de las dos modalidades nos saldrá más económica al final de la hipoteca, pero lo que sí sabemos es que si es a tipo fijo, al menos ganamos en tranquilidad, que no es poca cosa.

Luego está el tema del endeudamiento: las entidades bancarias están poniendo como tope que la cuota mensual a pagar de la hipoteca no supere el 40% de los ingresos mensuales, pero cuanto más bajo sea ese porcentaje, más desahogados iremos. Si la hipoteca es a tipo variable, con más razón todavía, ya que no sabemos qué subidas podrá experimentar el Euríbor en un futuro.

  • Hipotecas a tipo fijo con un tipo nominal del 0,90% a 30 años (TAE del 1,715%) y hasta el 100% del importe de la operación, siempre y cuando ésta no supere el 80% del valor de tasación. Si lo necesitamos, se puede ampliar la tasación hasta el 90%, pero el interés nominal aumentará.
  • Si queremos el 100% de compra y estirar la tasación hasta el 90%, se puede conseguir con un Euríbor + 0,70% (TAE variable de 1,427%). Si lo que necesitamos es el 100% de compra y el 100% de tasación, es posible conseguir una hipoteca algo más cara.
  • Si queremos el 110% para hacer frente también a los gastos de compraventa, deberemos aportar una doble garantía, como otra vivienda libre de cargas.

Estas condiciones tan ventajosas son las que están consiguiendo una serie de brókeres hipotecarios expertos y es debido, principalmente, al gran volumen de hipotecas que tramitan cada año para sus clientes. Para acceder a uno de estos brokers y que estudie nuestro caso sin compromiso, sólo debemos rellenar este formulario. A partir de ahí, nuestro bróker buscará la mejor hipoteca posible según nuestro perfil financiero.

¿Cuánto cuesta?

Pues depende, ya que sólo deberemos pagarle si acabamos firmando alguna de las hipotecas que nos consiga. Desde que firmemos el contrato de intermediación con él, contaremos con 14 días para desistir sin tener que alegar causa o justificación alguna y sin que se hayan devengado honorarios de ningún tipo, así que nada tenemos que perder si buscamos la mejor hipoteca posible, según nuestro perfil, necesidades y objetivos de financiación.

(Visited 19 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *