En una operación que se podría llamar de vértigo, por la velocidad que ha llevado, Bankia y Caixabank parecen haber alcanzado un acuerdo para su fusión. Tras el acuerdo entre sus respectivos consejos de administración, comenzará la ronda de beneplácitos de las juntas de accionistas, del Banco de España, la Comisión Nacional del Mercado de Valores, la Unión Europea, etc. que previsiblemente darán luz verde a la fusión, porque eso es precisamente lo que se viene fomentando desde hace años: fusiones de entidades financieras para asegurar su supervivencia. Se calcula que, yendo todo bien, no será hasta finales de año o principios del siguiente cuando vea la luz la nueva entidad, eliminando la marca Bankia y consolidando CaixaBank, nuevo líder bancario en España.

CaixaBank: primer banco en activos

Como resultado final, la unión entre Caixabank y Bankia alumbrará una entidad con más de 664.027 millones de euros en activos a nivel de grupo, alrededor de 630.000 millones en España, lo que convertirá al banco en el primero en el ranking por activos en nuestro país A nivel europeo pasan a ser la décima entidad. En lo que respecta a número de clientes se superarán los 23 millones; las sucursales estarán por encima de las 6.700; y la plantilla superará los 51.000 empleados.

Reparto de poder

En lo que se refiere al encaje financiero acordado, desde la noche del pasado 3 de septiembre, que se hizo pública la operación, se sabe que Bankia tendrá algo más del 25% del nuevo banco y la actual Caixabank en torno al 75% de la fusionada.

Esto significa que el Fondo de Reestructuración Ordenada Bancaria (FROB), primer accionista de Bankia, con un 61,8%, convocará a la comisión rectora – su máximo órgano de control- para analizar la absorción. Tras su previsible visto bueno, este organismo pasará a ser propietario del 15% del nuevo CaixaBank. En este sentido, si bien hasta ahora, el FROB no tiene consejeros en Bankia, con la integración ha pedido varios asientos para poder participar en la futura gestión.

Sombras para la competencia

Sin embargo, este anuncio de fusión que tan bien ha sentado a los accionistas de ambas entidades (que han visto cómo aumentaba el valor de su inversión) y a casi todos los operadores económicos, ya ha despertado las primeras voces de alarma. La asociación de consumidores Facua ha alertado de los efectos nocivos que tiene para los consumidores una concentración bancaria de este calibre, que se podría materializar en el cierre de oficinas, mayores comisiones y una peor atención a los usuarios.

Cotización de Caixabank y de Bankia

En lo que a los trabajadores se refiere, se calcula que podrían sobrar más de 8.000 tras la integración. Para llevar a cabo la operación, ambos equipos gestores han diseñado un exhaustivo plan de ahorro de costes y sinergias para ganar en rentabilidad, como exigen los reguladores y esto significa necesariamente el cierre de oficinas y reajustes de plantilla.

Según UGT, el 27% de las oficinas de ambas entidades coinciden en el mismo distrito postal. Fuentes conocedoras de la operación apuntan al cierre de 1.500 oficinas (25%) y al despido de 8.000 personas (15% de la suma de las plantillas). El coste de los despidos podría superar los 2.500 millones de euros. El banco catalán cuenta con 3.797 oficinas en España y más de 35.000 empleados mientras que la entidad madrileña tiene 2.260 sucursales y no llega a los 16.000 empleados.

La asociación en defensa de los consumidores Asufin, por su parte, asegura que la fusión entre Bankia y CaixaBank supone un importante movimiento de concentración bancaria que es preocupante y que limita la competencia. A juicio de Asufin, este tipo de operaciones generan entidades demasiado grandes para caer, lo que deriva en abusos y arbitrariedades, representando todo ello un riesgo para el consumidor.

Asimismo, la asociación ha subrayado que ambas entidades reúnen una alta litigiosidad por la comercialización de sus hipotecas y otros productos financieros con cláusulas que han sido declaradas nulas en los tribunales. A este respecto se ha referido a la multidivisa de CaixaBank tras la absorción de buena parte del conjunto de cajas de ahorro o a las cláusulas suelo en el caso de Bankia. sin olvidar que ambas se tratan de las entidades que, en conjunto, mayor número de hipotecas referenciadas al índice IRPH comercializaron, mantienen vivas y son objeto en estos momentos de batalla judicial.

Otro punto a tener en cuenta es lo que va a ocurrir con la participación del Estado en Bankia. Y es que después de 8 años no se ha recuperado la inmensa mayoría de los más de 20.000 millones de euros que se inyectaron a la entidad.

(Visited 20 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *