Euribor de diciembre de 2021

El Euribor de diciembre de 2021 no entiende de festivos y ha cerrado el mes de diciembre con un Euríbor a -0,502%.

Este valor es muy similar al del Euríbor de diciembre de 2020 (-0,497%), lo que implica que a aquellos a los que le toque revisión de su hipoteca en este mes tendrán una rebaja ínfima, pero algo es algo y siempre es mejor que descienda la cuota que no que suba, aunque sea unos euros o incluso unos céntimos.

El Euribor en la revisión de una hipoteca

Para revisar las condiciones de una hipoteca a tipo variable, se compara cada año el Euríbor del mes en que se firmó la hipoteca con el actual. Así pues, este Euribor de diciembre de 2021 afecta a aquellos que firmaron su hipoteca en diciembre, da igual el año, porque esta regularización es anual.

Ejemplo de hipoteca con Euribor

– Euríbor diciembre 2020: -0,497%
– Euríbor diciembre 2021: -0,502%

Diferencia: – 0,005% a favor de los hipotecados, aunque al haber bajado tan poco, la rebaja en la cuota también será muy pequeña, obviamente.

Veamos un ejemplo empleando esta calculadora hipotecaria de uso gratuito:

En una hipoteca de 150.000 € a 25 años, firmada en diciembre de 2020 con unas condiciones de Euríbor + 1,25, la cuota mensual resultante es de 548,69 €.

La misma hipoteca, al ser revisada este mes, verá reducida su cuota mensual a 548,36, apenas unos céntimos en este ejemplo en concreto. Esa cantidad variará, lógicamente, dependiendo de las condiciones y los importes de cada hipoteca en concreto.

Euríbor en 2022, ¿qué nos espera?

El Euríbor es de vital importancia ya que afecta directamente a todas las hipotecas a tipo variable o mixtas. Si tenemos en cuenta que aproximadamente el 50% de las hipotecas que se firman en la actualidad son a tipo variable o mixto, es fácil entender las repercusiones económicas y sociales que tiene este indicador de referencia europeo. Si el Euríbor se desbocase, podría haber una avalancha de impagos hipotecarios, cosa que de momento y por suerte no se prevé, no al menos a corto plazo, tal y como explicamos en este otro artículo.

La evolución del euribor va estrechamente ligada a la situación económica en la eurozona y a la inflación. Para que una economía sea sostenible y no se derrumbe, la inflación debe estar dentro de unos límites, y para que la inflación no se dispare la economía de cada país debe ser saludable.

Es un círculo vicioso en el que la salida de la crisis por la pandemia juega un papel preponderante. De momento, el Banco Central Europeo, con su presidenta Christine Lagarde al mando, está obrando con pulso férreo en aras de contener la inflación de la eurozona.

Esperemos que este 2022 sea un año de recuperación sanitaria y económica que mantenga la eurozona a salvo de tendencias alcistas en los tipos de interés.

(Visited 29 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *