Pedir una segunda hipoteca

Si tenemos una hipoteca en vigor y estamos pensando en pedir una segunda hipoteca para adquirir una segunda residencia, es muy normal que tengamos dudas sobre si el banco nos la va a conceder y en qué condiciones.

Nuestra capacidad de endeudamiento y solvencia son la clave para saber si nos aprobarán la operación o no, vaya esto por delante. El banco, al igual que debió hacer con la primera hipoteca, estudiará si con nuestros ingresos seríamos capaces de hacer frente a las dos cuotas sin sobrepasar el 40% de nuestros ingresos como tope máximo, y eso si hablamos de una hipoteca a tipo fijo. Si nuestra hipoteca es variable, el banco será más estricto, ya que el Euríbor está subiendo más y antes de lo esperado, así que habrá que dejar un margen de maniobra para afrontar las futuras subidas de las cuotas de dichas hipotecas.

Contacta con un broker hipotecario seleccionado. Sin compromiso!

¿Hay diferencias entre hipotecas para vivienda habitual que para una segunda residencia?

Sí, hay algunas diferencias, que vamos a detallar a continuación:

  • Menor porcentaje de financiación: si para vivienda habitual lo más habitual en la actualidad es ofrecer hasta un 80% del valor de tasación, al tratarse de una segunda residencia este porcentaje suele descender hasta el 70 % o menos, aunque dependiendo de la entidad bancaria, podemos encontrar diferencias tanto por arriba como por debajo en ese porcentaje.
  • Menor plazo de amortización: así como para las hipotecas de vivienda habitual se suelen dar plazos de hasta 35 años de media, en el caso de ser para una segunda residencia el plazo suele descender en torno a los 25 años. Al igual que en el punto anterior, podemos encontrar excepciones dependiendo de la entidad y de su política hipotecaria del momento.
  • Tipo de interés más elevado: volvemos al mismo caso que los dos puntos anteriores, en el que los bancos ofrecen unas condiciones un poco peores para la segunda hipoteca, siendo el tipo de interés para estas un poco más alto normalmente, que en la vivienda habitual.

¿Es viable pedir una segunda hipoteca?

A la hora de pedir una segunda hipoteca lo más importante de todo es nuestro perfil financiero y laboral así como nuestro ratio de endeudamiento. Sólo si gozamos de buenos ingresos y de una excelente estabilidad laboral o profesional podremos conseguir una segunda hipoteca sin demasiado problema. Otro aspecto clave a tener en cuenta es el porcentaje que tengamos pagado de nuestra vivienda habitual. No es lo mismo pedir una segunda hipoteca debiendo el 70% de la actual que si debemos un 20%. Es obvio, ¿verdad? También el importe que pidamos para esa segunda vivienda será clave a la hora de aprobar o no la operación.

Opciones para pedir una segunda hipoteca

En conclusión, pedir una segunda hipoteca es viable siempre que cumplamos los requisitos en cuanto a capacidad de pago y solvencia. Ahora bien, para adquirir una segunda vivienda con un préstamo tenemos otra opción más, además de pedir una segunda hipoteca y pagar dos préstamos. Está la opción de solicitar una ampliación de la hipoteca actual para la adquisición de la segunda vivienda mediante una novación del contrato original. En este se pactan las nuevas condiciones y se añade esa segunda propiedad como garantía. En este caso sólo pagaríamos una cuota al mes y no dos.

Sea cual sea la opción que elijamos debemos hacerlo calculadora en mano y buscando la mejor hipoteca posible. Como siempre, nosotros siempre recomendamos a tipo fijo si queremos tranquilidad, ya que el Euríbor ya está empezando a dar disgustos y esto no ha hecho más que empezar.

(Visited 6 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.