Los planes de pensiones como nuevo método de abaratamiento hipotecario

Los bancos han mostrado una notable inventiva para hacer más atractivos sus productos, y las hipotecas no han sido la excepción. Recientemente, y tras el aumento del euríbor más allá del 4%, las entidades bancarias han decidido renovar sus préstamos hipotecarios con el objetivo de atraer a nuevos clientes. En vista de las diversas alzas en los tipos de interés y la intensa competencia entre los bancos, una de las estrategias más rápidas para ampliar su alcance es la reducción de los costes hipotecarios. Esto implica la disminución de los tipos de interés en los préstamos destinados a la adquisición de viviendas.

Vinculaciones para abaratar la hipoteca

Las entidades bancarias operan dentro de márgenes sumamente ajustados. Sin embargo, se están reinventando para adaptarse a estas nuevas reducciones. El responsable del departamento de Análisis Hipotecario de Hipoo, Rafael Moral, señala que los bancos están haciendo más atractivas las vinculaciones hipotecarias. «La domiciliación de nómina, el seguro de vida y el de hogar han dado paso a otras vinculaciones como los planes de pensiones o los planes de inversión«, destaca. En Hipoo, observan que este tipo de vinculaciones, cuyo propósito es abaratar los tipos de interés, está ganando cada vez más popularidad entre las entidades bancarias. A pesar de ello, confirma que las tres vinculaciones mencionadas anteriormente continúan siendo las más solicitadas.

Además, Rafael también menciona que hay bancos que han optado por eliminar por completo las vinculaciones, junto con las comisiones por amortización. «Este enfoque refleja el elevado grado de competencia presente en el mercado bancario e hipotecario», asegura el experto.21

Las vinculaciones hoy

Rafael señala que existen dos casos distintos en cuanto a las hipotecas. En primer lugar, aquellas que presentan un mayor número de vinculaciones directamente asociadas a la hipoteca con el objetivo de ofrecer un tipo de interés más bajo y atractivo. Y, en segundo lugar, hipotecas que cuentan con un tipo de interés ligeramente más elevado, pero ofrecen la posibilidad de no vincular ningún producto adicional.

El experto de Hipoo comenta que «en el pasado, no se solía dar tanta importancia a las vinculaciones debido a que el euríbor se encontraba en mínimos históricos«. En aquel momento, no se requería reducir los tipos de interés. Sin embargo, en la actualidad, con un euríbor por encima ya del 4%, los bancos han optado por intentar abaratar los diferenciales que antes eran más elevados.

Este enfoque de negocio cobra sentido en momentos como el presente, según comenta Rafael. Dado que el acceso al crédito se ha vuelto más restrictivo debido a su endurecimiento, la contratación de vinculaciones y productos asociados puede suponer un alivio para los nuevos hipotecados.

Estudiar las vinculaciones

Rafael advierte sobre la necesidad de estudiar cuidadosamente las vinculaciones que se van a contratar, teniendo en cuenta las circunstancias individuales de cada futuro hipotecado. «A primera vista, las vinculaciones pueden parecer productos beneficiosos, pero en ocasiones, a largo plazo, podrían generar sobrecostes para quienes las adquieren». Por ello, es importante tomar con cautela su contratación. Un ejemplo ilustrativo es el seguro de vida, que puede variar considerablemente dependiendo de la edad y situación de cada persona. Aspectos como la edad, el sexo y el capital a asegurar serían muy distintos entre un individuo de 30 años y otro de 50 años.

Hipoo recomienda consultar con un experto cuando surjan dudas sobre este tipo de productos, especialmente aquellos que implican una reducción en la cuota final de nuestra hipoteca.

0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *