Banner Rastreator

Subida histórica de los tipos de interés del BCE

El Banco Central Europeo (BCE) ha decidido hoy aumentar sus tipos de interés como nunca en su historia lo había hecho, subiendo un 0,75%, lo que deja sus tipos de interés públicos en los siguientes valores:

  • Tipo de interés de las operaciones principales de financiación: 1,25% (0,50% +0,75%).
  • Facilidad marginal de crédito: 1,50% (0,75% + 0,75%).
  • Facilidad de depósitos: 0,75% (0% + 0,75%).

¿Cómo afectará esta subida histórica de los tipos de interés del BCE al Euribor de tu hipoteca?

¿Qué son los tipos de interés del BCE?

Pese a qué los medios de comunicación suelen decir que «el BCE ha subido el tipo de interés», en realidad hay varios tipos de interés del BCE, si bien la referencia que se usa para referirse al «interés del BCE» es el tipo de interés de las operaciones principales de financiación, que acaba de subir hasta el 1,25%.

Los 3 tipos de interés del BCE que han subido son:

  1. El tipo de interés de las operaciones principales de financiación, según definició del propio BCE, es «el tipo de interés que los bancos pagan para obtener financiación a una semana del BCE. Para ello, deben aportar garantías que aseguren la devolución de los fondos recibidos.» Pasa del 0,50% al 1,25%.
  2. El tipo de interés de la facilidad marginal de crédito es el tipo de interés que los bancos pagan para obtener financiación a un día del BCE. Sube del 0,75% al 1,50%.
  3. El tipo de interés de la facilidad de depósito, que determina el interés que las entidades de crédito reciben por sus depósitos a un día en el BCE, pasa del 0,00% al 0,75%. Este cambio implica que el BCE ya paga intereses a los bancos privados cuando depositan su dinero, algo que debería provocar que los bancos privados también remunerasen los depósitos de sus clientes, ahora sin apenas rentabilidad, cuando no sufriendo tipos de interés negativos.

¿Por qué suben los intereses?

La alta inflación junto a la devaluación del Euro respecto a otras divisas como el Dólar Americano activan las armas monetarias del BCE; la principal, subir tipos de interés.

Simplificando mucho, si se encarece el crédito hay menos financiación y, por tanto, menos consumo y se frena la demanda (para reducir precios) y, por otro lado, si una zona económica como EE.UU. sube sus tipos de interés, atrae inversores, que al «comprar» dólares incrementan su valor respecto al Euro; para luchar contra esta devaluación (que además genera inflación en Europa, ya que compramos productos como la energía denominados en $), el BCE se ve obligado a subir tipos.

Previsiones económicas del BCE (septiembre 2022)

Las nuevas previsiones que maneja ahora el Banco Central son:

PIB

Previsión del BCE del PIB de 2022 a 2024

Empeoran las expectativa de crecimiento económico de las economías Europeas en los próximos años.

Explican desde el BCE sobre las 4 razones para estimar un crecimiento menor de las economías europeas:

«En primer lugar, la elevada inflación está frenando el gasto y la producción en el conjunto de la economía, y estos factores adversos se ven agravados por las disrupciones en el suministro de gas. En segundo lugar, el fuerte repunte de la demanda de servicios relacionado con la reapertura de la economía perderá impulso en los próximos meses. En tercer lugar, el debilitamiento de la demanda mundial, también en el contexto de una orientación más restrictiva de la política monetaria en muchas grandes economías, y el empeoramiento de la relación real de intercambio se traducirán en un menor apoyo a la economía de la zona del euro. En cuarto lugar, la incertidumbre sigue siendo alta y la confianza se está deteriorando de manera acusada.»

Inflación

La variable fundamental que, para los expertos del BCE empeora, es el incremento de precios, descontrolado por la política monetaria expansiva seguida por el BCE en los años precedentes y exacerbada por el aumento de costes energéticos y problemas relacionados con la globalización, provocados por la crisis Covid-19 y la guerra en Ucrania.

El BCE explica en relación a sus expectativas de inflación subyacente:

«Las presiones sobre los precios se están propagando cada vez a más sectores, en parte debido al impacto de los altos costes de la energía en toda la economía. En consecuencia, los indicadores de la inflación subyacente permanecen en cotas elevadas y las últimas proyecciones de los expertos prevén que la inflación, excluidos la energía y los alimentos, se situará en el 3,9% en 2022, el 3,4% en 2023 y el 2,3% en 2024.»

En cuanto a la inflación general, no será hasta 2024 que se acerque al 2%, objetivo del BCE, lo que a día de hoy supone esperar un incremento del Euribor para 2023, con la esperanza de que en 2024 toque techo y empiece, al menos a finales de año, una senda plana o descendiente.

Iremos actualizando las previsiones del Euribor, que van a ir al alza en los próximos días.

(Visited 35 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada.