Depósitos bancarios

Los depósitos a plazo fijo son uno de los productos financieros más sencillos que oferta la banca. Sin embargo hay varios tipos de depósitos bancarios, desde la tradicional imposición a plazo fijo o depósito a plazo fijo, pasando por los depósitos regalo, los depósitos estructurados o los referenciados a un índice.

Seguridad de los depósitos bancarios

La seguridad en un depósito bancario se puede medir en base a los siguientes factores:

  1. Rentabilidad cierta.
  2. Plazo establecido.
  3. Dinero asegurado

Los depósitos a plazo fijo tradicionales, que nos aseguran una rentabilidad determinada, a un plazo preestablecido, serían el producto de ahorro estrella en cuanto a seguridad se refiere.

Por una parte conocemos los intereses que vamos a percibir por nuestra inversión (que se nos puede abonar por anticipado, periódicamente o al final del depósito junto al nominal), que deberían superar la inflación, para no perder poder adquisitivo.

El plazo también afecta a la seguridad, en cuanto a que mientras tenemos invertido el dinero un una imposición a plazo no lo podemos destinar a otras inversiones alternativas. En base al escenario futuro de tipos de interés, el plazo debería ser mayor o menor. Si se espera un aumento de los tipos de interés, es muy probable que salgan nuevos depósitos e inversiones mejores, con lo que reducir el plazo sería lo ideal. En escenarios de bajada, en cambio, lo mejor son plazos largos. Todo ello contando con las comisiones por cancelación anticipada, ya que si no las hubiere el plazo no sería un problema.

En cuanto a la seguridad del dinero, en España hay un Fondo de Garantía de Depósitos que a día de hoy garantiza hasta 100.000 euros por persona y entidad. Si se trata de una entidad extranjera que no aporta al FGD español, el importe será el establecido en el país en cuestión. En el caso de que este país no tuviera este tipo de fondos o el límite asegurado fuera menor, estarían obligados a adherirse al español. Para garantizarse no perder el dinero en caso de quiebra bancaria, por tanto, lo mejor sería tener repartido los ahorros en varias entidades, si superan los 100.000 euros.

Depósitos bancarios en 2019

En 2019 las previsiones siguen siendo de tipos de interés negativos o cercanos al 0%, lo que supone la desaparición de los depósitos rentables. Recomendamos asumir más riesgo, siempre con un adecuado asesoramiento profesional independiente, aprendiendo a invertir en fondos de inversión y otros productos financieros.

(Visited 14 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *