Este domingo 17 de febrero de 2013 vuelvo a tener el inmenso honor de participar en el programa Salvados, dirigido por Jordi Évole y su genial equipo de “El Terrat”, titulado “El cliente perfecto
En el programa opino sobre una serie de temas muy relacionados con mi primer libroLa banca culpable“, entre los que destacaría:
La importancia de leer y entender todos los contratos que firmamos, sea el de una tarjeta de crédito o bien la trascendental escritura de préstamo hipotecario. No puede quedar un párrafo de la letra pequeña sin haber revisado concienzudamente.

Por otra parte, hay que adquirir la cultura financiera básica que nos permita diferenciar entre un depósito a plazo fijo y una obligación subordinada o una participación preferente. Lo que nos diga el director del banco puede ayudarnos, pero también confundirnos.
Vital es que sepamos negociar con el banco las comisiones que nos cobran, muchas veces injustas y otras desproporcionadas. 
En cuanto a firmar una hipoteca, espero que sea la última vez que un cliente lo hace sin haberse leído previamente y con tranquilidad la escritura de préstamo hipotecario completa, sea el titular principal o el avalista hipotecario. Pese a que el banco está obligado a conceder hipotecas de forma responsable, la cruda realidad es que hay financiación que nunca se debería haber prestado y cláusulas abusivas que jamás deberíamos haber firmado.
El cliente perfecto es el que se informa, forma, analiza los productos y compara sus características. Lo contrario es un billete a la ruina.
(Visited 5 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *