Entradas

En el programa Material Sensible de Canal 4, medio de comunicación autonómico privado, he participado en una tertulia-debate sobre los préstamos hipotecarios y los créditos personales. Un programa en catalán que toca bastantes de los temas relevantes en materia hipotecaria, entre ellos:

  • La responsabilidad personal universal del titular hipotecario, que además de con el inmueble hipotecado, responde con todo su patrimonio presente y futuro.
  • El alto riesgo que asume una persona que avala un préstamo hipotecario, respondiendo con todo su patrimonio sin adquirir ningún derecho sobre el inmueble.
  • Las hipotecas 100% más gastos y su relativo mayor riesgo respecto a otro tipo de hipotecas en las que aportamos ahorros.
  • Las opciones que tiene un cliente que no puede pagar la hipoteca: asociaciones de consumidores como ASUFIN o ADICAE, el turno de oficio de abogados, entidades públicas como ayuntamientos o la Direcció General de Consum en las Illes Balears.
  • Foros gratuitos de expertos para orientarse antes de acudir a un profesional, como el foro hipotecario de FuturHipotecas.
  • La conflictividad judicial en materia hipotecaria, con temas tan de actualidad como las demandas por cláusula suelo, las hipotecas multidivisa o los préstamos hipotecarios con IRPH (este día 22 de noviembre está previsto que el Tribunal Supremo se manifieste sobre la abusividad de este cuestionado tipo de referencia hipotecario).

Por otro lado, si la semana que viene estáis por Mallorca, os invito al siguiente foro hipotecario organizado por ADICAE en el que participo el 23 de noviembre en Can Campaner. Programa:


Solemos dar muy poco valor al asesoramiento financiero independiente, cuando por una simple consulta a un asesor hipotecario o a un experto en mercados financieros, que no cuesta mucho más que 60 euros, podemos ahorrarnos miles de euros en intereses de la hipoteca o pérdidas cuantiosas en los productos de inversión que contratamos.

Confiar en el personal del banco nunca acaba siendo una buena idea, por muy formado y entregado que sea. A fin de cuentas, hasta el mejor financiero que trabaja en una oficina tiene que ofrecer productos que den ganancia al banco. Y habitualmente cuando el banco gana, el cliente acaba perdiendo.
Preguntas del tipo:
  • ¿Está seguro mi dinero en este banco?
  • ¿Es lo mismo un depósito estructurado que un bono estructurado?
  • ¿Son los planes de pensiones un buen producto para ahorrar para la jubilación?
  • ¿Me conviene el fondo de inversión que me recomienda el banco?
  • ¿Estoy firmando la mejor hipoteca a mi alcance?

Muchas preguntas que deberíamos solucionar con profesionales independientes ajenos a los intereses del banco. En Futur Finances hemos estrenado un foro de preguntas y respuestas sobre finanzas gratuito. Para un asesoramiento personalizado, no dudes en consultar a los abogados y economistas de Futur Legal.

Creo sinceramente que los nuevos clientes, los que aún no han contratado ni una cuenta bancaria con los bancos, serán los que transformarán los bancos. El jueves de esta semana tuve la oportunidad de dar una charla, junto a mi amigo y experto en mercados financieros Luís García Langa, en el Institut Ramón LLull, centro dónde de joven tuve la suerte de poder estudiar.
Además, me invitó Emili Gené, uno de los mejores profesores que he tenido, por su capacidad técnica, pero sobretodo por su calidad humana.
Os dejo al principio del artículo la noticia aparecida en Canal 4, para después poneros una serie de reflexiones que les hice a los alumnos.

Dudas razonables en economía

Los profesionales de la salud mental, para definir una forma de ver el mundo sana y saludable, consideran que hay que aprender a vivir con dudas razonables, no con falsas certezas.

En educación, esta premisa es la clave de los buenos profesores y los estudiantes que aprenderán debidamente: dogmas, para la fe. Para aprender, ponerlo todo en duda.

Dudar no significa desconfiar, sino entender que solo cuando hemos sido capaces de entender por nosotros mismos un concepto o hecho, con la ayuda de un profesor o experto en la materia, pero analizando de forma crítica lo que nos cuentan, podemos extraer conclusiones.

Veamos algunas ideas que los medios de comunicación comentan, para intentar discernir las certezas de las dudas razonables:

Noticia en El País de 10/03/2015:

Los banqueros van al colegio a enseñar a ahorrar a los jóvenes.

“Grandes banqueros, entre ellos los consejeros delegados del Santander y del BBVA, José Antonio Álvarez y Ángel Cano, regresaron ayer, por un día, al colegio. En este caso fue el Nazaret, del distrito madrileño de San Blas, donde acudieron para impulsar la educación financiera. El temario incluye clases para ahorrar y llegar a fin de mes, la importancia del crédito, las posibles consecuencias de hacer un uso irresponsable y cómo adecuar el consumo a las circunstancias personales.”

Los banqueros (directivos y propietarios de los bancos) y los bancarios (empleados de oficinas y servicios centrales) son los profesionales que más saben de cultura financiera aplicada a los productos de ahorro, inversión y crédito ¿o no?

Noticia en El Mundo de 17/03/2015:

“…, sus hijos necesitan que los banqueros les expliquen cómo evitar caer en las trampas que la propia economía financiera les piensa poner y en las que muchos de nosotros hemos caído, para que en el futuro no puedan alegar, como nosotros, no haber sido informados con claridad a la hora de contratar determinados productos.”

Veamos el mensaje, lo que nos dice y lo que nos quiere hacer pensar, de dos medios supuestamente distantes ideológicamente hablando:

1. Los bancos son los que más saben de productos financieros.
2. Los bancos quieren enseñar a los alumnos finanzas personales para evitar los errores del pasado (preferentes, hipotecas impagadas…).

Dos falsas certezas en toda regla que cualquiera que haya trabajado en banca y frente a ella puede desmontar. Veamos ahora cuáles son las dudas razonables que todos debemos tener:

1. Los banqueros y bancarios puede que no sean los que más saben de productos financieros.
2. Los bancos puede que no tengan como interés principal “evitar los errores del pasado”.
Voy a tratar de dar mi opinión, basada en mi conocimiento y experiencia, para inspirar su propia duda razonable a cada uno:

1. Los banqueros y bancarios puede que no sean los que más saben de productos financieros.
Los bancos no son los que más saben de los productos financieros. Atrevida afirmación, no me lo negaréis. A fin de cuentas, suelen gestionar, administrar y hasta crear estos productos financieros ¿Cómo puedo yo afirmar entonces que no son los que más saben de ellos?

En primer lugar, porque su saber esta escorado a los interés del banco y no a los efectos y consecuencias sobre el cliente. Un bancario no sabía, en muchas ocasiones, el riesgo que asumían los clientes de participaciones preferentes. Tampoco conocían, ni les interesaba conocer en muchos casos, las herramientas en manos de los clientes cuando no pueden pagar sus hipotecas. Incluso, uno podría atreverse a decir que muchos bancos no sabían o querían saber conceder de forma responsable créditos y préstamos hipotecarios. Una morosidad oficial del 12,54% (datos a enero de 2015), a la que sumar los impagos de los activos de la Sareb o ‘Banco Malo’, lo que daría un resultado de algo más del 16% (en el 2007 esta tasa era del 1% aproximadamente). Y podemos mencionar los 100.000 millones o más del verdadero rescate a la banca.

Por otro lado, un banquero conoce sus productos financieros, pero no los de su competencia. Puede que el bancario sepa a la perfección las condiciones que ofrecen de sus préstamos hipotecarios. ¿Pero sabe que la oficina del banco de al lado le ahorra decenas de miles de euros al cliente que entra por sus puertas?

2. Los bancos puede que no tengan como interés principal “evitar los errores del pasado”.
Vamos a ver, se ha intentado y se sigue intentando culpabilizar a los clientes de “sus” errores. A los preferentistas con argumentos del tipo “eran avariciosos y querían duros a cuatro pesetas’. A los hipotecados desahuciados de sus casas por ‘querer vivir por encima de sus posibilidades’.

Y basta darse una vuelta por los juzgados y escuchar a clientes denunciantes y bancarios testificando para darse cuenta de una cosa: los irresponsables no han sido los clientes, sino los bancos. Podríamos profundizar mucho en este aspecto, pero basta mencionar que:

Las participaciones preferentes son productos complejos, un híbrido entre la renta variable y la renta fija, de remuneración voluntaria por parte del banco o caja y, además, condicionada a la buena marcha de la entidad financiera. Por otra parte, son los productos de mayor riesgo si el banco va mal (solo superados por las acciones) y de vencimiento perpetuo. ¿Algún lector querría invertir en ellos si se le ofreciera una rentabilidad del 4 o 5% anual, o menos? ¿Y sus abuelos?

En cuanto a las hipotecas, un cliente pensaba que “si el banco me da el dinero es porque considera que lo puedo pagar”. Esta es su responsabilidad, pero la nuestra es saber que no saben hacer su trabajo. El que ha de ser capaz de aprobarse o denegarse el crédito o préstamo es el propio cliente.

Tened dudas razonables, de que los bancos saben y deben enseñar finanzas, desde luego.

Os dejo un corte de las noticias de Canal 4 sobre el libro ‘La Banca Culpable’ y la interesante iniciativa palmesana ‘Sopar amb Lletres’.
Os dejo la entrevista que me hicieron en el Late Night de Canal 4 este pasado jueves, en la que opino sobre la crisis económica, las tarjetas Black, mi libro ‘La banca culpable‘ y las medidas económicas de Podemos, además de mi trabajo como director editorial en iAhorro.com
Una entrevistadora habla en catalán y la otra en castellano:
Ser trabajador por cuenta propia en España es un acto de fe y valentía, asumiendo los riesgos de un negocio (muchas veces básicamente para conseguir un empleo) y prácticamente ningún derecho laboral.
La economía se está precarizando, con empleos de baja remuneración, temporales, a tiempo parcial y, todo ello, teniendo en cuenta que el mal empresario lo utiliza muchas veces de forma ilegal, haciendo contratos a tiempo parcial que no lo son y pagando (o no pagando) las horas en B.
La alternativa es ser un autónomo, en una situación aún más precaria si cabe. En un país que tiene un número insuficiente de empresas competitivas y con futuro que creen el empleo suficiente para dar trabajo a la mano de obra desocupada, o nos sometemos a las leyes económicas del mercado de oferta y demanda laboral, con las consecuencias ya citadas, o bien asumimos que el mejor empleo es el que creamos nosotros.
Prefiero una economía autonomizada a una precarizada. Si queremos sentar las bases de un mercado laboral mucho más competitivo, pero justo, tendríamos que mejorar de forma muy importante la cobertura y derechos de los trabajadores autónomos.
Les guste o no a los trabajadores, los falsos autónomos son una realidad y seguirá creciendo. Luchemos contra esta realidad, pero legislemos para que el colectivo tenga más derechos, al menos.
De la dura realidad del autónomo hablamos en Canal 4, en una más que interesante tertulia que os invitamos a ver; está en catalán, pero diría que se entiende perfectamente aun siendo castellano parlante.
En este país, entre otras cosas por la ignorancia de algunos empresarios, banqueros y empresarias varias, la palabra ‘empresario’ tiene importantes connotaciones negativas.
Sin embargo, los buenos empresarios generan riqueza, ayudan a que la gente tenga trabajo y crean bienes y servicios que mejoran la vida de la sociedad, junto a su equipo, claro está.
De todas estas cosas hablo a partir del minuto 13 en el primer programa ‘La clienta’ de Canal 4; es en mallorquín, pero se entiende muy bien:
He podido participar en el I Foro de Economía y Nuevas Inversiones, que hemos organizado en Palma de Mallorca.
Ha sido un éxito de participación y numerosos medios de comunicación se han hecho eco del evento. Sin duda será el primero de una serie de charlas sobre economía e inversiones, una magnífica forma de intercambiar formación e información. La cultura financiera es la clave para que no nos engañen y maximicemos las probabilidades de éxito.
Primer vídeo que resume el evento:
Mi presentación sobre la economía en el 2014:
Noticia en los informativos de Canal 4:

Hay voces que apuntan al fin próximo de la crisis económica en España. Otros economistas, por ejemplo Roberto Centeno, son bastante más pesimistas.
En lo que no parece haber tantas discrepancias es en el crecimiento sólido del empleo en el país, que se posterga para el 2016 y más allá. Con esta previsión, a mi que nadie me diga que estamos saliendo de la crisis ni que falta poco. En todo caso, algunos pocos salen de la crisis. Tu y yo, probablemente estemos luchando para vivir en crisis, que no es poco.
Os aseguro que no soy pesimista, luchando se vence en cualquier contienda por pantanoso que sea el campo de batalla. Pero nos queda mucha lucha cuerpo a cuerpo, desde mi punto de vista. Espero equivocarme, pero la paz está aún lejos de firmarse, en materia de empleo remunerado y digno.
En todo caso, os invito a escuchar la tertulia de economía de IB3 siguiente y la confrontación de ideas con el profesor de economía Antonio Alcover, más optimista que un servidor. Gran parte de la tertulia es en castellano y parte en catalán:

Por otra parte, os dejo una entrevista en Canal 4 TV, en catalán, hablando de los presupuestos para el 2014 de la comunidad de las Illes Balears, en que se toca también el tema del crecimiento esperado para este año en esta CC.AA:

Un tema que me preocupa y mucho, contra el que lucho diariamente (si se me permite el verbo, un tanto exagerado, tal vez), es la manipulación de la opinión pública que se hace, en general, y en materia económica en particular.
La verdad es matizable, sin duda. Pero tiene una claras diferencia con la mentira. Uno puede tener una opinión sobre una cuestión y otros otra; sin embargo, hay opiniones que son falsas, simplemente interesadas. Y otras que no son opiniones, sino errores fundamentados en la ignorancia o la soberbia.
Por ejemplo, este vídeo de ‘El Gran Debate‘ en el que interpelo a un contertulio que defiende a la banca y su actuación en materia hipotecaria; y no creo que sus opiniones sean falsas por ignorancia, la verdad:

La misma manipulación interesada que trata de defender las malas prácticas bancarias en materia hipotecaria, se produce cuando algunos (muchos, desgraciadamente), tratan de culpabilizar al ahorrador afectado por participaciones preferentes. En Canal 4, por ejemplo, podéis ver una tertulia en la que, una vez más, hay que explicar que el ahorrador ha sido engañado o, cuanto menos, se han aprovechado de su confianza e ignorancia:

Igualmente, cuando salen los datos de paro inscrito en la Seguridad Social o la Encuesta de Población Activa (EPA), surgen interpretaciones torticeras sobre la situación del empleo en España, cuando en realidad las conclusiones no deberían variar demasiado. Algunos medios afines al Gobierno lanzan las campanas al vuelo, cuando como digo en iAhorro, hay datos preocupantes:

Si bien la ocupación sube en el segundo trimestre de 2013 en 149.000 personas, este incremento de empleo es en detrimento del trabajo indefinido. Los autónomos con y sin trabajadores se incrementan en 37.300 personas, mientras que los empleados por cuenta ajena se incrementan en 111.900; con un gran ‘pero’, que caen los contratos indefinidos en 50.400 personas, aumentando el temporal en 162.200 personas. Por tanto, el crecimiento de empleo es mucho más precario de lo deseable.

En la tertulia de IB3 Ràdio de hoy, por ejemplo, se ha arrojado luz sobre este tema, en una discusión de economistas independientes, un rara avis:

Por tanto, ruego siempre al lector que se informe de fuentes lo más independientes posibles. Si algo en economía no se entiende, o el que lo dice no lo entiende o, puede ser, nos está engañando.