Broker hipotecario

La figura del intermediario de crédito inmobiliario o broker hipotecario (no confundir con broker inmobiliario) es todavía poco conocida a día de hoy. Parece que no aprendemos de la gran crisis de 2008. Y digo aprendemos por que ya me hubiera gustado a mí conocer la existencia de este tipo de profesional hipotecario o asesor allá por 2004 cuando adquirí mi vivienda habitual. Por suerte, años después puede novar mi hipoteca con unas mejores condiciones, pero la cantidad de dinero pagado de más y con cláusulas abusivas supuso un monto y un descalabro muy importante, que voy a tener que reclamar por vía judicial.

Fruto de mi mala experiencia (y la de tantos miles de hogares españoles) creo que no debemos acometer una compra tan importante como la de una vivienda sin estar perfectamente asesorados por alguien experto en préstamos hipotecarios e independiente.

¿Qué es y qué hace un broker hipotecario?

Un broker hipotecario es un profesional independiente que está especializado en buscar y gestionar hipotecas. Pero no hipotecas de un banco en concreto o de un grupo bancario, no, está especializado en conocer y desgranar todas las hipotecas de todos los bancos. Para ello, están en continua formación y actualizados de cualquier novedad en el ámbito bancario. Además, para ejercer como asesor hipotecario o intermediario de crédito inmobiliario se debe estar registrado en el Banco de España, obtener una formación mínima acreditada y seguir un código deontológico, de transparencia y buenas prácticas para con sus clientes.

Nadie vive del aire

Veamos: si a la hora de buscar una hipoteca nos atenemos a lo que nos explique cada empleado bancario, nos parecerá que todas las hipotecas son las mejores, y eso es imposible. Pero también es lógico, ya que el banco, en caso de que tengas capacidad de pago y seas solvente, intentará «venderte» su hipoteca. Es parte de su negocio.

Si por el contrario, queremos que alguien independiente nos analice cada hipoteca y nos aconseje y advierta de todos los entresijos, por lógica esta persona no debe cobrar comisión alguna de los bancos, ya que su opinión podría estar viciada. Y para minimizar este potencial conflicto de intereses, la transparencia es clave: tras la Ley 5/2019, los intermediarios de crédito inmobiliario deben entregar al potencial hipotecado contratos que expliquen si cobran de los bancos y qué importe o forma de cálculo del importe si no es una cantidad fija.

En este caso, si queremos estar seguro de firmar la mejor hipoteca, no nos queda otra alternativa que ser nosotros los que abonemos los honorarios de nuestro broker hipotecario. Es obvio que nuestro asesor hipotecario debe ser totalmente independiente y velar únicamente por nuestros intereses.

¿Cuánto cuesta firmar una hipoteca gestionada por un broker hipotecario?

Como referencia de los honorarios de un broker independiente, suelen cobrar unos 3.000 euros por operación firmada, si bien cada broker y cada expediente es un mundo.

Pero ojo, que hay que leer la letra pequeña y en este caso nos favorece: sólo se devengarán honorarios si acabamos firmando la hipoteca que nos ha conseguido nuestro broker, sin tener que dar explicaciones si nos echamos atrás o no nos convencen las opciones que nos presenta. Antes de nada un intermediario de crédito nos tiene que entregar es una información precontractual que explica todo lo que cobran y cómo trabajan.

Con todas estas facilidades, voy a atreverme a opinar que es un poco absurdo aceptar la primera hipoteca que nos ofrezca nuestro banco, o ir nosotros de banco en banco, recopilando documentos y haciendo colas, etc. Personalmente, prefiero que un asesor hipotecario independiente estudie mi situación de manera gratuita, ya que sólo deberé pagarle si me decido a firmar. Y si me decido a firmar es por que voy a ahorrarme con creces los que le tenga que abonar en concepto de honorarios.

¿Merece realmente la pena acudir a un broker hipotecario?

Sí, y no sólo es que merezca mucho la pena, es que me permito decir que es una figura casi imprescindible antes de embarcarnos en una deuda a 30 años, por poner un ejemplo.

Además, por poco que el broker nos consiga una hipoteca con mejores tipos de interés, ya nos ahorraremos y amortizaremos con creces los honorarios que nos costará al firmar la hipoteca. En cambio, si firmamos una mala hipoteca, podemos estar pagando (literalmente) las consecuencias durante muchísimos años.

El hecho de que los mejores brokers hipotecarios sólo cobren honorarios si nos decidimos a firmar la hipoteca que nos presente es, en cierto modo, una excelente garantía de que van a buscar y re-buscar las mejores hipotecas según nuestro perfil.

Si no acabamos firmando la hipoteca, ellos no cobran. Y si acabamos firmando, es que ambas partes hemos salido beneficiadas.

(Visited 123 times, 3 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *