Pantallazo de la home de Banco Madrid

Una de las preguntas que la crisis económica ha traído es la siguiente: ¿qué pasa con mi préstamo hipotecario si quiebra el banco?

Cuando ya se pensaba que cerrar un banco en España era algo impensable, después de rescatar a la mayoría de cajas, con un coste para el contribuyente incierto que puede superar los 100.000 millones de euros, en marzo de 2015 el Banco de España interviene el Banco de Madrid, en solo unos días presenta un concurso voluntario de acreedores, el Juez de lo Mercantil pide al FROB si lo va a rescatar y este organismo, en pocos días, le contesta que prefiere que se liquide.

En el siguiente contenido el prestigioso Doctor en Derecho, Fernando Zunzunegui, nos resuelve 10 preguntas sobre cómo afecta la quiebra de un banco a sus clientes.

Veamos ahora qué ocurre con las deudas de los clientes:

A diferencia de lo que pasa con nuestros ahorros, que según el importe y producto financiero en el que están se puede perder dinero si la entidad financiera presenta un concurso de acreedores, con las deudas de préstamos hipotecarios o personales no pasa lo mismo. Si quiebra el banco, no desaparecen las deudas que sus clientes tienen con él (préstamos hipotecarios, créditos y demás).

Nuestra hipoteca y la del resto de clientes pasa a formar parte de los activos en la masa concursal del banco. Si no se pudiera reflotar la entidad financiera en concurso ni venderse a otro banco, el juez podría decretar la liquidación del banco. Ello conllevaría la venta de sus activos (entre los que se encuentra nuestra hipoteca) para pagar sus pasivos (deudas con el mercado mayorista, obligacionistas, etc).

Seguramente algún banco compraría en paquetes los préstamos hipotecarios y lo que pasaría sería que, en lugar de tener una hipoteca cuyo acreedor es el banco liquidado, la tendríamos con el banco que ha comprado la deuda.

Por tanto, desgraciadamente, la quiebra de nuestro banco no nos libera de la hipoteca.

 

(Visited 376 times, 1 visits today)