Hipoteca con avalistas

A la hora de pedir una hipoteca lo más probable es que a pesar de que nuestro perfil financiero sea bueno, el banco nos solicite un avalista. ¿Por qué? Pues obviamente porque quieren tener la seguridad de cobro lo más redundante posible, ya que ellos miran por sus intereses, lógicamente. Ahora bien, también es cierto que nosotros, como clientes, debemos mirar por los nuestros y particularmente si hablamos de involucrar a un familiar o allegado en algo tan serio como es avalar un préstamo hipotecario. ¿Hipoteca con avalistas? si, no, depende.

No sin un avalista

Suele darse el caso de que dada nuestra situación financiera el banco se niegue en rotundo a concedernos una hipoteca si no aportamos un avalista a la operación. En ese caso, tenemos varias opciones:

  1. – Posponer la compra si tenemos visos de que nuestra situación económica mejorará a corto o medio plazo.
  2. – Buscar otra vivienda con un precio más ajustado o una tasación mejor a ver si así podemos tramitar la hipoteca sin necesidad de un aval.
  3. – Conseguir la figura del hipotecante no deudor, que aporta una vivienda sin cargas y responde con ella, pero al menos no con todos sus bienes presentes y futuros, como sí pasa en el caso de un avalista.
  4. Acudir a un intermediario de crédito inmobiliario experto con el encargo claro: que nos ofrezca una hipoteca sin la exigencia de avalistas.

Es importante no caer en la «trampa» de aportar un hipotecante no deudor al que el banco le haga firmar también como avalista, cosa que suele suceder en algunos casos. No todo vale a la hora de firmar una hipoteca con avalistas. Recomendamos la lectura de la guía de hipotecas del Banco de España, versión aún no actualizada con las importantes novedades de la Ley 5/2019, pero que sin duda es un buen punto de partida antes de comprometernos a décadas vista con el banco y la deuda que asumiremos.

¿Hipotecas sin avalistas?

Si estamos en la situación de que nuestro banco nos pide un aval, una buen forma de saber si en algún otro banco podemos conseguir la hipoteca sin avalistas, es recurriendo a un bróker hipotecario independiente. Estos profesionales se dedican a buscar la mejor hipoteca para cada cliente buscando y negociando con las entidades bancarias en nombre de su representado. Esto facilita y agiliza muchísimo todo el proceso de gestión, ya que un buen bróker hipotecario sabe perfectamente qué bancos son mejores según cada perfil de cliente. Él podrá decirnos si tenemos alguna posibilidad de conseguir una hipoteca sin tener que aportar un avalista, que al fin y al cabo, es una figura que corre mucho riesgo si por algún motivo, el deudor principal deja de hacer frente a la cuotas de su hipoteca.

En definitiva, no cabe duda de que si buscamos una hipoteca debemos hacer todo lo posible para no involucrar a nadie como avalista. Si no queda más remedio porque un bróker experto ha estudiado a fondo nuestro caso y ha dicho que la operación no es viable, hemos de ser muy conservadores y cautos a la hora de hacer los cálculos sobre nuestra capacidad financiera. Nunca es recomendable endeudarse mucho y, en el caso de una hipoteca, el máximo porcentaje que debemos dedicar cada mes al pago de nuestras cuotas no debe superar, como muchísimo, el 40% de nuestros ingresos. Si al final vamos a realizar la operación aportando un avalista, mejor si nos quedamos en un 30%, aunque debamos buscar una vivienda más económica. Y por supuesto, si la hipoteca que vamos a firmar es a tipo variable, contar con que el Euríbor subirá en los próximos años, así que más nos vale dejar un buen margen para que cuando esa subida empiece a materializarse, no nos pille por sorpresa y sin poder hacer frente a los pagos, lo que sería nefasto para nuestro avalista.

¿El mejor consejo? No firmar nada con ningún banco antes de que un experto hipotecario experto se empape bien de nuestra situación financiera y busque cuales son nuestras mejores opciones. Hay muchísimo en juego, así que más nos vale acertar a la primera y acabar firmando la mejor hipoteca posible según nuestro perfil financiero. La hipoteca con avalistas supone arriesgar el patrimonio del hipotecado y, además, el del avalista, que responde de la deuda con todo su patrimonio presente y futuro sin obtener, a cambio, propiedad o derecho alguno.

(Visited 16 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *