Grecia: ¿del Euro al Dracma?

A julio de 2015 el riesgo de que España salga del euro es prácticamente nulo, si bien el problema de la mala configuración de la Unión Económica y Monetaria y la crisis económica asimétrica que la ha sacudido se repite con Grecia.

Sobre las posibilidades de que Grecia salga de la Zona Euro y vuelva a tener su divisa propia, ha escrito en diferentes medios de comunicación el CEO de Futur Finances y director de iAhorro.com. Algunos de los análisis sobre la situación del país heleno y Europa son:

Por otro lado, Luis García Langa, experto en mercados financieros y colaborador de Futur Finances, da su opinión, junto a otros expertos, sobre qué pasaría si España saliera del Euro.

El domingo 7 de julio de 2015 un 61,31% de los votos del referéndum en Grecia votaron ‘No‘ a una enrevesada pregunta sobre si aceptaban las condiciones aprobadas en su día por la Troika (no vigentes en el momento en que se votaban, además). El Gobierno griego lo ha planteado en términos patrióticos. El dimitido Yanis Varoufakis en su blog puso “The superhuman effort to honour the brave people of Greece, and the famous OXI (NO) that they granted to democrats the world over, is just beginning.”

Podemos ver un análisis de Luis García Langa las posibles consecuencias del ‘No’ griego en este artículo.

Para Pau A. Monserrat, CEO de Futur Finances, “lo que se les pidió a los griegos no era democracia, sino un acto de fe. Ni los economistas más expertos saben qué puede pasar con Grecia si no recibe un tercer rescate. Lo que si sabemos es lo que pasará si no lo recibe: que saldrá del Euro. Queda ver si conseguimos acompañar esta salide de la moneda única con políticas que le ayuden a seguir, al menos, en la Unión Económica, para minimizar el desastre para el pueblo heleno. En todo caso, esté o no en el Euro, a Grecia le espera aplicar medidas de recorte del sector público, lucha contra la corrupción, liberalización de los mercados de servicios y bienes, modernización del sistema fiscal e inversiones en su tejido productivo, si no quiere acabar siendo un Estado fallido.”

Fechado el 8 de julio de 2015, Grecia ha presentado este documento de reformas, que aceptaría a cambio del tercer rescate al país heleno.

Grecia no sale del Euro, de momento

Grecia no será expulsada del Euro, al menos con las últimas noticias a las 09:10h del lunes 13 de julio de 2015. En todo caso, seguiremos actualizando las informaciones, ya que Tsipras debe aprobar antes del miércoles 15 de julio para legislar sobre “un primer paquete de medidas” vinculadas a la subida del IVA, la ampliación de la base imponible para recaudar más con los impuestos o la reforma de las pensiones (ver documento aprobado para negociar el tercer rescate a Grecia fechado el 12 de julio).

El miércoles 15 de julio de 2015 se ha aprobado en el Parlamento heleno el acuerdo para negociar el tercer rescate, con la ayuda de los partidos más europeístas y con el rechazo de una parte importante de los miembros electos de Syriza (32 votaron en contra, entre los que destaca Yanis Varoufakis). El dimitido ministro de finanzas griego se opone frontalmente al “acuerdo” firmado y lo critíca en su blog de forma directa, con comentarios del tipo “The Syriza government must be humiliated to the extent that it is asked to impose harsh austerity upon itself as a first step towards requesting another toxic bailout loan, of the sort that Syriza became internationally famous for opposing“.

Situación a julio de 2014

Nos las prometíamos muy felices con los rescates a los países periféricos con problemas en sus finanzas públicas y bancos, entre ellos el rescate a las cajas españolas (y a los bancos de forma indirecta), de bastante más de 61.000 millones de euros, cuando estalla el caso Banco Espirito Santo.

La apuesta por la continuidad de la zona euro es mucho más clara que en épocas pasadas y, salvo sorpresas, no parece que el banco luso acabe quebrando, con el efecto arrastre posterior. Si bien los avances hacia una verdadera unión bancaria son tímidos, sin que Alemania muestre mucho interés en ello, no es menos ciertos que hay algunas reformas importantes, como la directiva de fondos de garantía de depósitos, que armoniza la garantía de hasta 100.000 euros por depositante y banco en toda la zona euro.

Algunos expertos se cuestionan la idoneidad para España de haber entrado en la Unión Europea, pero muy pocos que salir ahora de ella sea un escenario recomendable.

Situación a julio de 2012

La desaparición de la zona euro tal y como la conocíamos en esa época era un escenario temido y posible. Estas eras nuestras palabras en esa época:

El proyecto europeo, a estas alturas, ya debería ser tan sólido que la desaparición del Euro o la vuelta a la antigua peseta de España fuese imposible.

Sin embargo, pese a no ser ni recomendable ni el escenario más probable, sin duda es hoy más posible que nunca. Ya se habla abiertamente de que Grecia salga de la zona euro y vuelva a utilizar los Dracmas, por ejemplo.

Si España abandonara el Euro para volver a utilizar la peseta, no se anunciaría con antelación, para evitar la fuga de capitales del país. Por tanto, de un día para otro los ahorros en euros de los bancos se redenominarían en pesetas, con la consecuente devaluación del ahorro, caída cifrada en alrededor de un 40%, si bien estudios llegan a valorar la pérdida de poder de compra del  ahorro en pesetas en un 60%. Para dar tiempo al sistema monetario a poner en circulación la nueva peseta, los ahorros sufrirían un corralito temporal, para evitar los movimientos de capital hacia el extranjero o el aprovisionamiento de monedas euro en las casas.

Ventajas de la vuelta a la peseta

Al devaluar de forma dramática la nueva divisa española, siendo de golpe entre un 40 y un 60% más pobres respecto a nuestros vecinos ricos, el coste de nuestras exportaciones se reduciría de forma extraordinaria y nuestras empresas podrían exportar mucho más.

El turismo sería el gran beneficiado, dado que a los extranjeros les sería mucho más barato gastar en España. Sin embargo no seríamos un destino turístico atractivo si el corralito produjera altercados sociales, lo cual es más que previsible. Esta mejora del número de visitantes, por tanto, no se daría a corto plazo.

Desventajas de salir del Euro

Además del efecto imprevisible que un cambio de estas dimensiones supondría, podemos citar como grandes desventajas:

  1. Aumento de los costes de las empresas, dado que importar productos como la energía sería mucho más caro. La caída del PIB podría ser brutal.
  2. Empobrecimiento súbito del ahorrador español tradicional que no ha sabido o podido proteger adecuadamente sus ahorros.
  3. Un país endeudado en euros con un déficit galopante (nuestros ingresos son inferiores a nuestros gastos), que necesita ajustes de gran calado, se vería expuesto a la bancarrota automática si sale de la Unión Monetaria.

¿Saldremos del Euro?

Nuestra opinión es que este escenario no acabará pasando. Sin embargo, no está de más que el ahorrador esté bien informado y tenga parte de sus ahorros diversificados en productos financieros que le protejan de la vuelta a la peseta, como fondos de inversión en divisas más fuertes que el euro, como el dólar o el franco suizo.

 

(Visited 48 times, 1 visits today)