5Calendario del año 2016

La concesión de hipotecas en 2016 ha sufrido una mejora notable, tanto en las condiciones ofrecidas por los bancos (nuestros colaboradores expertos en hipotecas consiguen préstamos variables por debajo de Euribor + 1% y fijos cercanos al 2%) como en el número de hipotecas aprobadas.

Para los clientes más solventes, como funcionarios, indefinidos con bastante antigüedad o empresarios con resultados fiscales buenos, Futur Finances le pone en contacto con expertos que le ahorrarán tiempo y gestiones, a cambio de unos honorarios si se firma la mejor hipoteca.

Los casos menos sencillos, como trabajadores temporales, autónomos varios o necesidades de financiación del 100%, así como préstamos autoconstructor, hipotecas para no residentes en España o VPO, además de ahorrar tiempo y molestias, obtendrán una financiación óptima que difícilmente conseguirán acudiendo de forma particular a los bancos.

Si buscas la mejor hipoteca a tu alcance en 2016, haz click en el botón hipotecario y rellena nuestro sencillo formulario de contacto, sin compromiso alguno:

Si lo que buscas es un asesoramiento hipotecario que te guíe en el proceso hipotecario y analice la documentación que el banco quiere que firmes, tanto en hipotecas compraventa como en reunificaciones de deuda o subrogaciones, solicita presupuesto a los economistas y abogados de Futur Legal en su formulario de contacto (ver servicios que ofrecen).

Las hipotecas en 2016

¿Qué porcentaje de financiación conceden?

En estos momentos un cliente con estabilidad financiera suficiente (indefinido con varios años de antigüedad o funcionario) puede conseguir una hipoteca al 100% de compraventa, lo que implica que debe aportar ahorros para los gastos de la escritura de compraventa y de préstamo hipotecario (un 12% aproximadamente).

Si el perfil del solicitante es bueno y además puede aportar una segunda vivienda (suya o de un familiar) para hipotecar como segunda garantía y, en ocasiones, la firma de avalistas, hay bancos que pueden llegar a financiar el 100% más gastos. Los intermediarios hipotecarios con los que tenemos acuerdo pueden obtener el 100% + gastos, según cliente e inmueble a comprar.

Lo que limita definitivamente el importe de la hipoteca concedida es el valor de tasación: salvo excepciones, los bancos no dan más del 80% de tasación.

En el siguiente vídeo editado por iAhorro.com el CEO de Futur Finances explica los factores a tener en cuenta a la hora de firmar una hipoteca barata:

¿Cuáles son los ingresos mínimos que los bancos exigen a los clientes para concederles una hipoteca?

Depende de cada banco y tipo de propiedad que se quiere adquirir.

Hay bancos que establecen una nómina mínima para conceder el préstamo, por ejemplo de 1.500 euros netos. Otros, no ponen este tipo de condiciones mínimas. La regla general que se utiliza en relación a los ingresos es que la cuota de la hipoteca (calculada con un tipo de interés fijo si es de este tipo o con un valor determinado que no se suele explicar al cliente si es una hipoteca variable o mixta) no supere el 40-35% de los ingresos netos de los solicitantes. Así para una pareja de mileuristas, la cuota máxima que el banco considera que podrían pagar es de 800 euros.

Importancia de la estabilidad laboral

La estabilidad financiera y la capacidad de ahorros son fundamentales si se quiere tener éxito al solicitar una hipoteca. Los autónomos, desgraciadamente, lo tienen más difícil que los empleados fijos, para conseguir crédito hipotecario. Al autónomo se le exige que sus beneficios fiscales declarados sean importantes y basten holgadamente para pagar la hipoteca. También se fijan en su antigüedad a cargo del negocio y sector en el que opera. Los autónomos deben trabajar con un banco que tenga productos específicos para este colectivo y que sepa analizar el riesgo específico de su negocio. Los servicios de los intermediarios hipotecarios seleccionados son especialmente útiles para colectivos con dificultades especiales para acceder al crédito, como los autónomos.

Los ahorros

Si un cliente tiene ahorros, sean en cuenta o en inversiones como los fondos de inversión, demuestra al banco que es capaz de ahorrar y, según las inversiones que tenga, además tiene conocimientos financieros, muy útiles para apreciar su capacidad de valorar las ventajas y riesgos de endeudarse.

Cualquier familia tendría que tener en cuenta al menos un año de cuotas, aparte de los ahorros que aporte a la compra. Es la forma de tener al menos garantizado que si durante un año no tiene ingresos, no tendrá problemas para pagar la hipoteca.

¿Qué papel desempeñan los avalistas?

Siempre que sea posible, recomendamos no firmar como avalistas salvo que nuestra situación económica sea holgada y podamos asumir las cuotas mensuales de la hipoteca si en algún momento los titulares hipotecarios no pueden.

Si no se limita la responsabilidad del avalista, responde con todo su patrimonio, presente y futuro, de un préstamo que no ha solicitado y sin derecho alguno sobre la casa comprada.

¿En qué consiste una garantía hipotecaria?

La hipoteca es un derecho real de garantía, que “ancla” el inmueble al cumplimiento de una obligación: pagar el préstamo. El préstamo hipotecario, por su parte, es un préstamo de dinero que hace una entidad financiera prestamista a un particular o empresa (el prestatario), a cambio de unos intereses determinados y con un vencimiento cierto, cuya garantía de devolución es una hipoteca sobre un bien inmueble.

Cuando pedimos un préstamo hipotecario y ponemos en garantía un inmueble (lo hipotecamos), tenemos que saber que si no pagamos el bien es una garantía más, pero no salda la deuda y el banco puede ir contra el resto de nuestro patrimonio o ingresos.

¿Qué periodo de amortización es más conveniente afrontar?

El más corto posible que suponga una cuota mensual asumible. Tengamos en cuenta que a más plazo, la cuota mensual es menor, pero se acaba pagando más, ya que sufragamos intereses durante más tiempo.

¿Hipoteca a interés variable, fijo o mixto en 2016?

Depende de dos tipos de variables:

El perfil de los hipotecados. La estabilidad de sus ingresos, la situación familiar y la aversión al riesgo son factores a tener en cuenta a la hora de decidirse por un tipo variable, fijo o mixto.

La evolución de la economía y, concretamente, de los tipos de interés (Euribor) y de la inflación.

Hay un tipo de hipoteca para cada tipo de familia y solo un análisis personalizado permite recomendar tipos fijos o variables.