El pasado día 27 de abril, en el programa de televisión Els Dematins de IB3 TV se habló breve pero claramente sobre la inversión en Bitcoin en particular y de las criptomonedas en general.

Para profundizar en este tema se contó con la intervención de Pau A. Monserrat (CEO de Futur Finances), economista especialista en temas bancarios y en todo lo relacionado con las nuevas finanzas tecnológicas, lo que se viene llamando como Fintech.


Aunque el Bitcoin acapara el 50% del mercado mundial de las criptomonedas, la realidad es que existen miles de ellas, apunta en el programa Pau Monserrat. Otra criptomoneda que se basa en la misma tecnología blockchain que el Bitcoin es el Ethereum, que vendría siendo la segunda criptomoneda favorita en estos momentos. De este maremágnum de monedas virtuales, y según el experto economista, sólo unas cuantas perdurarán y se normalizarán en el día a día de la ciudadanía.

Inversión arriesgada

Uno de los puntos en los que Monserrat ha hecho especial énfasis es en el hecho de plantearse la inversión en criptomonedas como una inversión de alto riesgo, y recomienda hacerlo únicamente a aquellas personas a las que perder la cantidad invertida no les va a suponer un quebranto. Vale, a nadie le gusta perder dinero, pero de lo que se trata es que si un día Bitcoin se hundiese, no se hunda con él la economía de los inversores. Se trata, en definitiva, de ser conscientes de nuestra capacidad económica y de inversión, siendo poco o nada aconsejable que nuestra economía personal dependa de los vaivenes de cualquier criptomoneda.

Casas de cambio

Otro punto clave en el que ahonda Pau Monserrat es en la importancia de elegir dónde adquirimos la criptomonedas y dónde las guardamos, es decir, hay que prestar mucha atención a las casas de cambio que empleamos para realizar nuestras transacciones en criptomonedas. En este aspecto, este experto recomienda usar las casas de cambio más seguras, como podría ser Coinbase. ¿Por qué? Pues porque el BBVA está detrás de esta plataforma, lo que en principio, es una garantía de tranquilidad al saber que al menos, estafados no seremos, otra cosa es que el Bitcoin se devalúe y perdamos nuestra inversión, pero eso forma parte del riesgo que cada inversor decide correr.

Criptomonedas privadas

En cuánto a la explicación de qué es exactamente una criptomoneda, Pau Monserrat ha señalado que forma parte de la misma entelequia que el resto del dinero pero sin el respaldo de los distintos gobiernos, que son los que obligan a sus ciudadanos a pagar sus impuestos con dichas monedas y por ende, a emplear la moneda de curso legal de turno. En cambio, apunta Monserrat, las criptomonedas están fuera de este círculo y del control monetario por parte de los distintos instrumentos de los gobiernos. Así pues, Bitcoin es una «tecnología blockchain» privada que los usuarios de esta criptomoneda compran y utilizan, dándole valor de esta manera, pero sin que realmente haya nada sosteniendo este sistema basado en la información. Dicho de otra manera: si desapareciese la confianza en el Bitcoin, éste acabaría valiendo cero, nada. De momento, la confianza en esta criptomoneda está ahí, y ese es el motivo de su valor.

El Bitcoin

¿Dónde se compra el Bitcoin?

Cómo bien explica Pau Monserrat, la compra de Bitcoin se realiza en las denominadas casas de cambio, como la anteriormente mencionada CoinBase y vendrían a ser, metafóricamente hablando, los bancos de las criptomonedas, pero sin respaldo de ningún tipo. Eso sí, recalca Monserrat como elemento clave la importancia de elegir bien la casa de cambio en la que compraremos esta moneda, ya que de no hacerlo, la pérdida del dinero podría venir de la quiebra o las malas artes de las casas de cambios poco serias y que a veces son muy difíciles de detectar por un no experto en estos temas. No olvidemos que en caso de quiebra aquí no responde nadie, cómo sí sucede con las entidades bancarias, que están respaldadas por los Fondos de Garantías de sus respectivos bancos centrales.

Eso sí, la aceptación del Bitcoin entre la población más joven es masiva, pudiéndose realizar multitud de transacciones económicas con esta criptomoneda. El límite lo pone el comprador que decida, o no, aceptar el cobro en dicha moneda.

En países como Argentina el éxito del Bitcoin supera lo esperado y esto es debido, según el experto economista, en la desconfianza de la población argentina en su moneda oficial, el peso argentino, que ya sufrió un “corralito” que dejó en la ruina a cientos de miles de familias. El Bitcoin, que está fuera de estas manipulaciones o decisiones gubernamentales, ofrece esa «seguridad» a los que han vivido en sus carnes situaciones como dicho corralito argentino.

Durante el programa se emitió una escueta encuesta en la calle para evaluar el conocimiento que tiene la población en general sobre el tema del Bitcoin y las criptomonedas, siendo el resultado un desconocimiento sumado también a bastante desconfianza. Ahora bien, y según apunta acertadamente Pau Monserrat en la entrevista, si esa encuesta se hubiese realizado en el campus universitario, la encuesta hubiera sido muy distinta: un conocimiento generalizado bastante amplio y sobre todo, que la inversión de muchos de estos universitarios en criptomonedas es un hecho relativamente común y con el que están perfectamente familiarizados. Ahora bien, -y en este punto insiste Monserrat- seamos universitarios o no, si no entendemos perfectamente cómo funciona este mundo de las criptomonedas, es aconsejable no invertir. No al menos hasta que reunamos la información necesaria para saber qué hacemos exactamente y qué riesgos corremos al hacerlo.

De todos modos, la pérdida de reputación de la banca tradicional, esencialmente entre los más jóvenes, es uno de los mayores atractivos de criptomonedas como el Bitcoin, ya que permite operar al margen de los estrictos requisitos de las entidades bancarias.

Y es que aunque el Bitcoin lleva entre nosotros desde 2008 y su tecnología está bien testada, Pau Monserrat recalca que existe la posibilidad de que esta tecnología pueda desaparecer por algún motivo u otro (ataques informáticos, por ejemplo), así que además de una inversión de riesgo, debemos plantearnos el Bitcoin como una apuesta por una tecnología que sólo el tiempo nos desvelará hasta dónde es capaz de llegar.

(Visited 65 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja una respuesta

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *