Hipotech

Es un hecho innegable que la banca online, tanto de los bancos tradicionales, como de las nuevas empresas de servicios bancarios y financieros englobadas dentro de lo que se conoce como empresas fintech, es un fenómeno con un crecimiento exponencial imparable. Hipotech es un nuevo término utilizado para referirse a empresas tecnofinancieras que ofrecen servicios relacionados con el mercado hipotecario.

La comodidad se ha incrementado para el usuario, que puede realizar desde su casa, con el móvil y a cualquier hora del día, gestiones que, hasta hace bien poco requerían su presencia física en una oficina y tardaban varios días en gestionarse. Esto, sin duda ha cambiado la forma de trabajar de la banca, que se encuentra en un proceso de transformación eliminando oficinas y personal que consideran innecesarios, para poder competir en lo que será la banca del futuro online. De hecho Futur Finances ofrece información, asesoramiento y servicios hipotecarios online desde el año 2006.

Pues bien, este proceso de automatización ha llegado al mundo de las hipotecas. Una vez perdido el miedo, por parte del cliente, a la gestión online, se empieza a ver un auge de las llamadas hipotech, sobre todo en lo que es el último año.

Sólo hace dos años, la idea de contratar online un producto tan complejo como una hipoteca era poco menos que extraterrestre. Para algo tan serio nada podía ser mejor que el banco «de toda la vida», con un gestor de carne y hueso que te asesorase en persona. A día de hoy, el cliente ha aprendido rápido. Ni el gestor te asesora mejor por el hecho de su presencia física, ni se adelanta nada por hacer las gestiones en persona. Tanto es así que según se aprecia en los últimos estudios, hasta un 45% de los consumidores dicen estar dispuestos a contratar su hipoteca íntegramente a través de Internet.

Esta apuesta de confianza por parte del consumidor se ve refrendada por el auge de las empresas fintech enfocadas en el negocio de las hipotecas a distancia, que suman ya alrededor de diez, habiéndose fundado la mayoría entre 2.018 y 2.019, y que se hayan todas en pleno crecimiento.

Estas empresas funcionan como intermediarios entre las entidades financieras y el cliente, al que acompañan a distancia en todo el proceso de comparación, elección, negociación y contratación, simplificando y centralizando todos los trámites. Pero son mucho más que comparadores de hipotecas ya que, por un lado, garantizan que el cliente conseguirá la mejor oferta del mercado, lo que le puede redundar en un ahorro de hasta 40.000 euros en intereses y comisiones; por otro lado, garantizan menos papeleo, ningún desplazamiento, salvo el lógico de ir al notario, un gestor personal, y ofertas personalizadas de inmediato en el ordenador, la tableta o el móvil. Además, el proceso es gratuito para el cliente (si bien hay que leer la letra pequeña, ya que muchas veces hay un coste que puede pasar desapercibido para el cliente), ya que los bancos son los que pagan una comisión que suele estar entre el 0,5% y el 1% y sólo si la operación llega a buen puerto (que hay que saber si se va a repercutir después al hipotecado).

Esto ha llevado a que empresas como Hipoo, Helloteca, Finteca o Prohipotecas hayan firmado acuerdos comerciales con diversas entidades bancarias, lo que redunda, en principio, en ventajas para todos. Y no sólo eso, sino que además. Algunas entidades bancarias se hayan interesado en formar parte del capital de estas hipotech, algo a lo que normalmente se resisten esas empresas ya que no están dispuestas a que su producto se «pervierta». Prefieren conservar su independencia de la banca con el fin de poder realizar la tarea para la que nacieron, sin estar obligados de manera alguna a influir en el cliente por el hecho de ser subsidiarias de alguna entidad bancaria en concreto.

Así, y como posible manera de conservar esta independencia, se observa que estas empresas también están llegando a acuerdos con inmobiliarias, lo que conlleva más ventajas para el consumidor, que puede buscar vivienda y condiciones de hipoteca desde una sola plataforma; y para la inmobiliaria, que gracias al procesos de clasificación del cliente pueden personalizar su oferta al mismo, de modo que no le mostrarían inmuebles que no se adecuen a su perfil.

Lo que está claro es que la tecnología es la mejor baza de estas empresas. Un proceso automatizado escanea múltiples ofertas bancarias, verifica los datos del usuario y analiza sus particularidades para determinar si puede adquirir la vivienda y en qué condiciones. Después del análisis, se procede a ofertar las distintas posibilidades al cliente.

Pero hay más. Se está empezando a implementar la posibilidad de que sea el cliente el que, jugando con todas las variables, incluidas las vinculaciones del crédito hipotecario, como pueden ser el seguro de vida o de hogar, los planes de protección de pagos, etc, el que pueda construir su propia hipoteca adaptada a sus necesidades y preferencias.

Pese a todo, el porcentaje del mercado hipotecario español cubierto por estas empresas hipotech es aún muy limitado: entre todos aún no se llega al 1% de cuota de mercado. Esto se prevé que sea algo que vaya cambiando a lo largo del tiempo. Así, en países en los que el cliente está más habituado a la gestión online, como Estados Unido o Gran Bretaña, esta opción acapara entre el 70 y el 80% de cuota del mercado hipotecario.

Más información sobre empresas fintech en el comparador Enfintech.com;

(Visited 31 times, 1 visits today)
0 comentarios

Dejar un comentario

¿Quieres unirte a la conversación?
Siéntete libre de contribuir!

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *